Encontrando la verdadera vocación

0 4553

De niños la gente nos pregunta “¿Qué querés ser cuando seas grande?” A esa edad en general tenemos nuestros sueños. Queremos ser bomberos, policías, doctores, enfermeras, veterinarias, maestras…

No somos tan grandes todavía como para preocuparnos por que nos alcance el presupuesto, los mercados de trabajo y de mantenernos a nosotros y a nuestras familias. Sólo soñamos y sabemos con cierta certeza secreta que somos únicos y que tenemos algo muy especial por hacer en la vida. Incluso si nuestros padres tienen diferentes sueños para nosotros, saprofesionesbemos la diferencia entre sus sueños y los nuestros. Cuando somos niños, somos capaces aún de escuchar nuestra voz interior.

A medida que crecemos, las preguntas cambian. Las personas nos dicen “Mejor que empieces a pensar qué vas a hacer de tu vida. ¿De qué vas a vivir?” Ya no hay más tiempo para soñar, ahora debemos “enfrentar la realidad” y pensar en cómo vamos a sobrevivir en el mundo. Siguiendo esto, con el tiempo puede que nos encontremos descontentos en nuestro trabajo y que hayamos perdido ese sentido interior de tener que hacer algo especial en la vida.

Carrera y Vocación en la carta natal

A través del estudio y conocimiento de tu carta natal podés lograr conocer con mayor profundidad y detalle aquello en lo que sos bueno y aquello que podría ser bueno para vos, a fin de que tu vida laboral sea más acorde a tu verdadera personalidad. Si estás buscando un rumbo, la Astrología puede ayudarte a encontrarlo. Si ya lo encontraste, la Astrología puede ayudarte a confirmarlo y a mejorarlo.

La palabra “vocación” tiene raíz en el Latín y quiere decir “llamado”. Tener un llamado implica algo más elevado o profundo – un Yo interior que sabe para qué estamos aquí. Los desafíos y problemas de este mundo cambiante, con sus rápidos e inquietantes avances tecnológicos y fluctuaciones en lo político y económico, han asustado a la población y la han alejado de la importancia que tiene todo lo que hagamos con nuestras vidas. Así, mucha gente se siente sin dirección o inconformes con sus trabajos, a pesar de que reciben un salario.

Nuestra actividad laboral ocupa la mayoría de nuestras horas de vigilia, sin embargo, puede que seamos incapaces de pensar desde el centro hacia afuera – es decir, enfocarnos primero en quienes somos y lo que nos inspira, y luego buscar vehículos para ello en el mundo exterior.


Si estás buscando un rumbo, la Astrología puede ayudarte a encontrarlo. Si ya lo encontraste, puede ayudarte a confirmarlo y a mejorarlo.


Dado que cada carta natal es única, la Astrología nos muestra que cada individuo tiene una naturaleza única y un conjunto de habilidades únicos. Mientras que la Astrología no puede decirnos qué compañía nos ofrecerá un trabajo, o cuánto podemos esperar de salario, puede ayudarnos a entender que si queremos recuperar un sentido más profundo, necesitamos expresar en el mundo exterior al menos una parte de lo que somos en nuestro mundo interior.

Ningún trabajo es perfecto, todos debemos comprometernos. Lo que importa es que la actividad que desarrollemos nos conecte a nosotros con algo especial, algo que nos haga sentir que vale la pena y nos impulse a dar lo mejor de nosotros. Las revelaciones de la Astrología no son literales y específicas. Son simbólicas y psicológicas, y se refieren a esferas de nuestra vida que nos inspiran, necesidades que alimentan nuestra individualidad y condiciones personales que marcan la frontera de lo que somos capaces de lograr en una vida. No podemos convertirnos en otra persona, y ningún ser humano contiene todas las posibilidades. Todos somos buenos haciendo cosas diferentes.

middlezodiaco

Para hacer un buen uso de lo que nos revela la Astrología, es importante recordar tres cosas. Primero, un profundo entendimiento de nuestras propias necesidades, potencialidades y limitaciones es mucho más importante que los hechos y figuras que nos presente el mundo exterior. No quiere decir que esos hechos y figuras no importen.

Pero, por ejemplo, si hay un solo puesto disponible en un trabajo que deseamos obtener y 400 postulantes para el mismo, poseemos más poder del que creemos para crear nuestra propia realidad. Si ese trabajo es verdaderamente el indicado para nosotros, y estamos preparados para hacer todo el entrenamiento necesario, lo conseguiremos de algún modo.

Segundo, no debemos sentir miedo de intentarlo. Intentarlo, fallar y volver a intentarlo otra vez es mucho mejor que no intentarlo en absoluto, porque podemos aprender de nuestros errores mucho más de lo que aprendemos de nuestros éxitos. Entendernos a nosotros mismos más profundamente puede ayudarnos a distinguir entre verdaderas limitaciones y auto sabotaje inconsciente.

Tercero, la carta natal no puede, por su propia voluntad, crear nuestras oportunidades por nosotros, así como un mapa no puede hacernos ir de viaje.


La carta natal puede mostrarnos la dirección y alentarnos a manifestar nuestros valores más altos. Pero cada individuo debe tomar la decisión de emprender el viaje.


Si nos resistimos a través del miedo o el cinismo, y nos quedamos sentados anhelando lo que podría haber sido, no podemos culpar ni a la Astrología ni al mundo por nuestro descontento.

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta: