Los Nodos lunares y la Evolución Personal

0 1943

Los nodos lunares no son planetas, sino puntos matemáticos que muestran donde se cruzan los caminos (eclípticas), entre la Luna y Sol vistos desde la Tierra. Las dos intersecciones se pueden calcular y están situadas diametralmente opuestas, formando la línea de los nodos.

Ese eje nodal se mueve hacia atrás (retrógrado), es decir de Aries/Libra a Piscis/Virgo, a Acuario/Leo etc., tardando unos 18,5 años para moverse a través de los doce signos zodiacales.

El significado del eje lunar está relacionado con la astrología kármica. El principio de la reencarnación está ilustrado por el eje lunar, ya que el Nodo descendente se refiere a nuestro pasado, mientras que el Nodo ascendente muestra el futuro y la lección principal que debemos aprender en la vida presente.

La suma de nuestras experiencias pasadas está contenida en el Nodo sur que suele simbolizar áreas que nos son familiares. Representa hábitos que no queremos dejar por razones de comodidad; es decir, el Nodo sur representa el camino de la menor resistencia. Sin embargo, la tarea consiste en superarnos a nosotros mismos y ganar nuevas experiencias, las cuales pueden ser diametralmente opuestas a las anteriores, tal y como lo simbolizan el signo y la casa que contienen al Nodo lunar norte.
Se dice que el Nodo Norte representa un objetivo espiritual que muestra el camino del crecimiento evolutivo de nuestra alma y que debemos alcanzar en esta vida, mientras que el Nodo Sur representa nuestro karma, las experiencias acumuladas durante las vidas anteriores. El Nodo Norte requiere que salgamos fuera de nuestra zona de confort. Por su parte, el Nodo Sur revela nuestra zona de confort.

 La teoría detrás de los nodos de la Luna sugiere que todos venimos a este mundo con algunos aspectos de nuestro carácter poco desarrollados y otros súper desarrollados. El Nodo Norte indica las cualidades que necesitamos desarrollar con el fin de encontrar el equilibrio interior. El Nodo Sur sugiere nuestros rasgos súper-desarrollados y que son fáciles, pero que pueden poner en peligro nuestras vidas si nos aferramos a ellos por seguridad.
El Nodo Norte muestra el lugar donde pueden hacerse accesibles los contenidos subconscientes, mientras que el Nodo Sur muestra donde la conciencia puede hundirse en las profundidades del inconsciente.
Los nodos de la Luna sugieren un equilibrio kármico personal. Por lo tanto, trabajar conscientemente en estas “lecciones de vida” puede llevarnos a una mayor felicidad y satisfacción.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta: